¿Son normales mis pensamientos? ¿Son normales mis emociones? ¿Son normales mis tendencias sexuales? ¿Es normal mi manera de vivir? Miles de preguntas revolotean en nuestra cabeza alrededor de la palabra ‘normal’, pero todas terminan en una pregunta elemental: ¿soy normal? ¿soy aceptable para la sociedad en que vivo? Todos, como miembros de una especie tremendamente social, estamos preocupados por encajar para escapar de la soledad. Pero Holly Parker, profesora de psicología de la Universidad de Harvard, nos da cinco razones para dejar de intentar ser “normal” a toda costa.

Seguir leyendo en Codigo Nuevo

Categorías: Publicaciones

Deja un comentario